Un motivo frecuente de consulta son los dolores lumbares. Muchas personas no identifican el dolor como de la última parte de la columna donde normalmente se producen las discopatías, o protrusiones, hernias, sino que comienzan con dolor en las pantorrillas, dolores en zonas como los genitales, o inguinales.

Siempre cuando vemos estos cuadros la experiencia nos dice, hay artrosis y/o una discopatía, que se puede resolver.
Por ello se han desarrollado en el mundo dejamos afuera a la cirugía, y con tratamientos simples podemos revertir síntomas, signos y enfermedades que hasta ahora se pensaban incurables.
×